La Siberia es Reserva de la Biosfera

La Reserva de la Biosfera de La Siberia tiene casi 2.700 kilómetros cuadrados. En la imagen, pantano de Cijara, cerca de Helechosa. ::/BRÍGIDO
La Reserva de la Biosfera de La Siberia tiene casi 2.700 kilómetros cuadrados. En la imagen, pantano de Cijara, cerca de Helechosa. :: / BRÍGIDO

La comarca pacense recibió la catalogación en la reunión de la Unesco celebrada ayer en París

José M. Martín
JOSÉ M. MARTÍN

La provincia de Badajoz ya tiene su primera Reserva de la Biosfera. La comarca de La Siberia recibió en la jornada de ayer este título, concedido por el Consejo Internacional de Coordinación (CIC) del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MaB), que ya tenían dos espacios cacereños, el parque de Monfragüe y el Tajo Internacional.

La reunión celebrada en la sede de la Unesco en París certificó la tercera Reserva de la Biosfera en Extremadura. «Es un día de alegría», afirmó a HOY satisfecho desde la capital francesa Pedro Muñoz, director general de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura.

Más información

Casi 2.700 kilómetros cuadrados, en los que hay 17 municipios pacenses -Baterno, Castilblanco, Casas de Don Pedro, Esparragosa de Lares, Fuenlabrada de los Montes, Garbayuela, Garlitos, Helechosa de los Montes, Herrera del Duque, Puebla de Alcocer, Risco, Sancti-Spíritus, Siruela, Talarrubias, Tamurejo, Valdecaballeros y Villarta de los Montes-, componen un territorio que goza de una gran variedad de ecosistemas en las que habitan diferentes especies de flora y fauna.

«Ya se está planteando una marca de calidad para los productos de la zona», según el director general de Medio Ambiente

Este ha sido uno de los principales motivos que han llevado a la declaración. Y es que la distinción supone una marca de calidad para el territorio en base a su patrimonio natural, cultural, paisajístico y productivo. Sin duda, los más de mil kilómetros de costa dulce de los ríos Guadiana y Zújar han tenido un peso destacado en el nombramiento.

Para el máximo responsable de Medio Ambiente regional también ha influido el trabajo conjunto que han realizado los ayuntamientos de la zona, los cuales se han comprometido a luchar contra el cambio climático y a apostar por el desarrollo económico sostenible. «Se ha conseguido gracias a los habitantes de la comarca, porque la población se ha implicado mucho», aseguró Muñoz.

Precisamente, con la intención de fijar población al territorio, en una comarca con una densidad de 7,63 habitantes por kilómetro cuadrado, se promovió la declaración como Reserva de la Biosfera.

CIFRAS

52
espacios tienen la catalogación de Reserva de la Biosfera en España con los tres nombrados ayer.
3
de ellos están en Extremadura, Monfragüe (2003), Tajo Internacional (2016) y La Siberia.

Más allá de las características naturales, el nombramiento recibido por La Siberia pretende paliar la pérdida de los conocimientos tradicionales de la comarca, así como mantener su diversidad cultural. Para ello, se ha redactado un plan de acción con el que se prevé que llegue un mayor apoyo económico a la zona por parte de la Unesco y del Ministerio para la Transición Ecológica. En la misma línea, la idea es realizar estudios y proyectos que sirvan para hacer un mejor uso de los recursos naturales del territorio. «Ya se está planteando una marca de calidad para los productos de esta zona», detalló Muñoz.

«No sabremos si habrá ventajas, pero tenemos claro que existirán restricciones», lamenta el alcalde de Talarrubias

Por el contrario, el alcalde de Talarrubias, Antonio García, no acaba de ver los beneficios que para su localidad puede tener esta figura de protección. «Hasta que no lleguen las ventajas, no sabremos si las hay; lo que sí conocemos son las limitaciones que supone», apuntó tras conocerse la declaración el primer edil de esta localidad en la que la agricultura y la ganadería son el modo de vida mayoritario de los vecinos. «A los pueblos que viven del turismo, quizá le venga mejor; pero yo consulté a los sectores productivos mayoritarios de mi localidad y todos se posicionaron en contra», añadió García.

Paisajes y fauna de La Siberia / J.A. BERMEJO

Espacios protegidos

El alcalde de Talarrubias apoya sus declaraciones en las exigencias que conlleva para un territorio ser Reserva de la Biosfera y que se centran, principalmente, en la conservación de los paisajes y las especies.

En lo que se refiere al aprovechamiento agrario, desde la Junta se incide en que no habrá limitaciones. «Hay otras figuras para zonas con valores extraordinarios -según Muñoz-, pero la Reserva de la Biosfera exige que haya una utilización del territorio y un equilibrio entre la acción del hombre y el medio natural».

En este sentido, los valores medioambientales de La Siberia hacen que casi la mitad de su superficie ya estuviera formada por espacios protegidos. En concreto, casi 1.240 kilómetros cuadrados de su extensión (un 46%) forman parte de la Red Natura 2000. De ellos, 415 corresponden a la zona de especial conservación (ZEC) de La Serena; 398 de la zona de especial protección para aves (Zepa) La Serena y Sierras Periféricas; 323 de la Zepa-ZEC Embalse de Orellana, y Sierra de Pela, y 312,7 de la Zepa-ZEC Puerto Peña-Los Golondrinos.

La existencia de estas figuras en el territorio apoya la idea de que no habrá más limitaciones añadidas por la nueva declaración. «Lo cierto es que la gente ya tiene miedo a estos nombramientos, porque tienen la sensación de que no son dueños de su tierra», insistió el alcalde de Talarrubias.

La opinión de las organizaciones agrarias de la región está más en consonancia con la que aporta García. Desde Apag Extremadura Asaja lamentaron la declaración, ya que consideran que será un lastre para el desarrollo de la zona. El motivo que esgrimió Juan Metidieri, presidente de la organización, es que habrá mayores exigencias medioambientales a la hora de iniciar cualquier actividad. Por ello, consideró que «es un día triste» para toda la región, porque se han impuesto los intereses políticos a los deseos de los habitantes del territorio.

Dotación

De entrada, el título de Reserva de la Biosfera no tiene una dotación económica específica. «Tampoco supone restricciones para la actividad económica», certificó Muñoz, que entiende que el título obtenido por La Siberia va a servir para lograr un mayor desarrollo económico de la comarca gracias a la publicidad que se va a hacer del territorio y a que recibirá a un mayor número de turistas atraídos por destinos de naturaleza.

Así ha sucedido, según los datos que maneja la Consejería de Medio Ambiente, en las otras dos áreas extremeñas que recibieron la misma denominación, Monfragüe (en 2003) y el Tajo Internacional (2016). En ambas zonas se ha producido un crecimiento de las iniciativas empresariales relacionadas con el turismo. «En la actualidad hay más alojamientos y se han instalado empresas turísticas, como los dos barcos que recorren la zona, pero también otras propuestas relacionadas con el ocio activo», en palabras del director general.

parte de la delegación extremeña desplazada a París aplauden tras escuchar que La Siberia era nombrada como Reserva de la Biosfera
parte de la delegación extremeña desplazada a París aplauden tras escuchar que La Siberia era nombrada como Reserva de la Biosfera / HOY

Así es La Siberia extremeña