La licitación pública se dispara un 76% por las obras del ferrocarril

Un topógrafo utiliza un medidor para hacer una cata en una obra de la línea del AVE. :: HOY/
Un topógrafo utiliza un medidor para hacer una cata en una obra de la línea del AVE. :: HOY

El valor de los concursos entre enero y marzo superó los 208 millones de euros y de ellos 22,9 fueron anunciados por la Junta, que saca menos proyectos que en 2018

ÁLVARO RUBIOCáceres

El importe de los concursos de obra pública en Extremadura se ha disparado un 75,9% en el primer trimestre de 2019. La cifra alcanza los 208,3 millones de euros frente a los 118,4 del mismo período de 2018, según el informe de Seopan, la patronal que agrupa a las grandes constructoras de España.

En él detalla las licitaciones realizadas en la región desde enero hasta marzo y las anunciadas por la Junta de Extremadura. Si en el conjunto de los contratos licitados por las administraciones públicas se observa una subida, en los del gobierno regional sucede lo contrario, ya que ha lanzado proyectos por valor de 22,9 millones de euros, lo que supone una caída del 7,2% con respecto a los tres primeros meses de 2018.

Los profesionales de la construcción apuntan a que la subida en términos generales se debe principalmente a una razón. «El mayor importe de las licitaciones es por proyectos del ferrocarril y la Alta Velocidad, pero en la obra pública a la que pueden acceder la mayoría de las empresas regionales percibimos una bajada», afirma José Luis Iglesias, gerente de la Federación Regional de la Pequeña y Mediana Empresa de Construcción y Afines de Extremadura (Pymecon).

Los datos así lo confirman. La licitación por parte de las administraciones públicas alcanzó los 5.318 millones de euros en el primer trimestre del año en España, un 23,3% más que en el mismo período de 2018. En ello tuvo mucho que ver el impulso de los proyectos del AVE, ya que su importe se multiplicó por más de tres (+251%), hasta suponer 837,92 millones de euros. Tanto es así que representó la mitad de toda la obra promovida por el Ministerio de Fomento.

Para hacerse una idea de la cuantía de estos concursos en Extremadura, Adif aprobó en el primer trimestre la licitación del tramo Toril-Río Tiétar de la Línea de Alta Velocidad Madrid-Extremadura, con una inversión de casi 46 millones.

En términos regionales, la Junta es la sexta Administración que registró un mayor descenso en cuanto al numero de proyectos que sacó a concurso en los tres primeros meses del año. Se sitúa detrás de Aragón, Madrid, La Rioja, la Comunidad Valenciana y Castilla y León.

Esta tendencia de subida a nivel general de licitaciones en Extremadura y caída de concursos de la Junta es la que se observó también el pasado año. En 2018 el total ascendió a 362 millones, lo que supone un aumento del 73% respecto a 2017. De ellos, 46 fueron de la Junta, que registró un descenso del 58%.

En esa caída fue determinante la entrada en vigor en marzo de 2018 de la nueva Ley de Contratos del Sector Público. Aunque proporciona mayor transparencia y más control sobre todo el dinero que sale de las administraciones, también está suponiendo una merma en la actividad y apenas ha permitido que salgan proyectos a concurso, según coinciden las asociaciones del sector de la construcción.

Las constructoras piden un impulso a las obras

Extremadura, al actual ritmo de contratación, tardaría 37 años en realizar las 31 actuaciones que Seopan considera prioritarias. Suponen 1.739 millones de euros, según especifica el informe titulado 'Análisis de la inversión en infraestructuras prioritarias en España'. Entre ellas hay carreteras como la autovía Badajoz-Cáceres, la EX-A1 (Moraleja oeste-Portugal), la EX-A3 (Zafra- Jerez de los Caballeros) y el AVE Madrid-Extremadura-frontera portuguesa. También 21 obras relacionadas con estaciones depuradoras de aguas residuales y una de tratamiento de residuos. Además, Seopan advierte del «elevado déficit inversor por habitante» en infraestructuras de medio ambiente, que asciende a 171 euros en Extremadura, mientras que en infraestructuras del ciclo integral del agua es de cero.

Además, el secretario general de la Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex), Francico Javier Peinado, apunta a que «sigue habiendo problemas porque la administración electrónica está demorando mucho las adjudicaciones».

Peinado pone de manifiesto su preocupación por el descenso de inversiones en la región en 2018 y hace hincapié en que están detectando que los volúmenes de contratación pública no están generando el empleo esperado en el sector de la construcción. «Las licitaciones de infraestructuras ferroviarias o de carreteras, que es lo que está llegando del Estado, necesitan de mucha maquinaria pero no de tanta mano de obra como cualquier edificio civil», explica antes de concluir que espera que «la configuración de gobiernos nacionales, autonómicos y locales tras las elecciones no se demore porque eso supondría menos licitación pública».