Borrar
Una de las pruebas incriminatorias, un rifle con acople de mira telescópica y atenuador de sonido
La Guardia Civil investigó a un vecino de Herrera del Duque por caza furtiva

La Guardia Civil investigó a un vecino de Herrera del Duque por caza furtiva

El herrereño se enfrenta a penas de prisión de hasta dos años o multa de hasta veinticuatro meses e inhabilitación para el ejercicio de la caza por tiempo de hasta tres años

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Lunes, 22 de enero 2024, 17:31

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Guardia Civil ha instruido diligencias como investigado a un vecino de Herrera del Duque, como presunto autor de un delito contra la flora y fauna al cazar sin autorización (furtivismo).

A principios de este año, el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil de Herrera del Duque en prevención de la caza furtiva, pudo descubrir un comedero dispuesto para atraer y facilitar la captura de piezas de caza mayor, en zona acotada no habilitada para la modalidad de caza en «espera o aguardo» en el paraje conocido como «Los Castaños» del término municipal pacense de Puebla de Alcocer, sospechando por este motivo que en la citada finca se estarían llevando a cabo acciones delictivas de furtivismo.

Con las pesquisas desarrolladas por los agentes y dispositivos de servicio establecidos en la zona, se obtuvieron suficientes pruebas periciales para implicar a un vecino Herrereño con antecedentes por hechos similares, quien, supuestamente tras adentrarse en la finca y careciendo de la preceptiva autorización del titular del terreno acotado, estaría cazando piezas de caza mayor en época de veda, haciendo uso de un rifle con acople de mira telescópica y atenuador de sonido (silenciador).

Con las pruebas incriminatorias, el viernes pasado se les instruyó diligencias como investigado por un delito contra la flora y la fauna, al practicar la caza en el referido terreno sometido a régimen cinegético especial sin el permiso correspondiente en época de veda, interviniéndole el arma utilizada, un rifle con mira telescópica y silenciador acoplado. Diligencias que han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción de Herrera del Duque.

Ahora, según lo establecido en el Código Penal, se enfrentan a penas de multa de 4 a 8 meses, e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho a cazar por tiempo de 1 a 3 años.

La Guardia Civil indica que es fundamental la colaboración ciudadana, especialmente por parte de las propias sociedades, cazadores y Guardas Rurales, con el objetivo de intentar erradicar y evitar estas prácticas ilícitas.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios