El Banco de Sangre de Extremadura visitará este vienes 14 Herrera del Duque

Desde las 17.00 a 21.00 horas estará en el Centro de Salud de la localidad

Joaquín Castaño
JOAQUÍN CASTAÑO

El Banco de Sangre de Extremadura (BSE) hizo la pasada semana un nuevo llamamiento urgente a los ciudadanos de la región para que donen sangre durante estos días. El objetivo es mantener las reservas necesarias para la actividad de los hospitales.

Los centros hospitalarios de la región mantienen la actividad quirúrgica extraordinaria en horario de tarde para reducir las listas de espera y eso está haciendo que las existencias de componentes sanguíneos que guarda el Banco de Sangre se reduzcan de manera muy importante.

Este es el segundo llamamiento urgente solicitando donaciones que hace el Banco de Sangre en apenas dos semanas después del que hizo el pasado 20 de diciembre y que hizo que las donaciones aumentaran notablemente durante unos días, según han informado los responsables de este centro.

El Banco de Sangre de Extremadura solicita donaciones de todos los grupos sanguíneos, pero especialmente de los tipos con Rh negativo, dado que estos pueden utilizarse en todas las personas de su mismo grupo sanguíneo.

Este vienes 14 de enero de 17.00 a 21.00 horas estarán en el Centro de Salud de Herrera del Duque y para realizar la donación es necesario pedir cita o bien a través de de https://saludextremadura.ses.es/bancodesangre/ o en el TF 685521572.

La donación de sangre es una necesidad social. La donación de sangre en nuestro país es altruista y no remunerada.

Este principio tiene como fin principal aumentar la seguridad transfusional de la sangre que vamos a transfundir.

¿Por qué debemos donar sangre?

Hay tres motivos muy importantes para donar: la sangre no se puede fabricar, sólo se puede obtener de donantes; la sangre es imprescindible para operaciones y urgencias; la sangre caduca, y no se puede almacenar por un tiempo indefinido.

A pesar de que es un acto completamente altruista, la donación de sangre es un acto que no todas las personas pueden realizar aunque deseen hacerlo. En primer lugar hay que cumplir con una serie de requisitos básicos: estar sano, tener entre 18 y 65 años de edad, pesar más de 50 kilos.

Requisitos

No obstante, hay otras condiciones que se debe cumplir:

tener una tensión arterial normal, no haber sufrido determinadas enfermedades infecciosas como hepatitis, VIH, paludismo, etc.; no haber tenido cáncer, no estar tomando determinados medicamentos ni consumir drogas, seguir hábitos de vida mínimamente saludables, no haberse realizado tatuajes o colocado un piercing en los cuatro meses previos, no haber sido sometido a intervenciones quirúrgicas o endoscopias en este mismo periodo de tiempo, haber sufrido algún tipo de infección en las dos semanas anteriores, estar tomado antibióticos u otros medicamentos, no haber recibido una transfusión de sangre, no haber sido sometido a un trasplante.

Para garantizar que se cumplen estas condiciones, antes de proceder a la extracción el personal sanitario realiza una entrevista al posible donante, en la que se indagará sobre su historial médico para asegurarse que no padece ninguna enfermedad que contraindique la donación o la simple extracción de sangre. Todos los datos obtenidos en esta entrevista son confidenciales.

Aun así, todas las muestras de sangre obtenidas se someten a un análisis posterior con el fin de descartar que exista presencia de microorganismo causantes de enfermedades infecciosas que se puedan transmitir a través de la sangre. También hay que tener en cuenta que por Ley sólo se puede donar sangre un máximo de cuatro veces al año, habiendo tenido que transcurrir entre una y otra un mínimo de dos meses.

¿En qué consiste ?

La donación consiste en la extracción de 450 cc de sangre, una cantidad que no perjudica al organismo y que éste repondrá en poco tiempo por sí mismo. El procedimiento es completamente seguro y se realiza con el donante tumbado en un sillón especial y tras colocar una vía con una cánula directamente conectada a la bolsa en la que se almacenará la sangre. La extracción dura aproximadamente 15 minutos y al finalizar se ofrecerá al donante un refrigerio con el fin de reponer líquidos y se le recomendará mantener en reposo durante unos minutos apretando con el dedo el lugar de la punción para evitar la aparición de hematomas.

Asimismo, se le indicará una serie de pautas a seguir durante las horas y días posteriores, como evitar coger peso con el brazo en el que se ha realizado la punción, beber abundante agua, no fumar, etc.