Tranquilidad en la Zona de Coordinación de extinción de incendios forestales La Siberia

La Zona de Coordinación de Incendios de la Siberia, con una extensión de 307.022 ha es una de las 11 zonas de coordinación de incendios en que se divide el territorio extremeño.

Coordinador, piloto y bomberos forestales. d,c.

La Siberia es una comarca llena de montes, bosques y una orografía marcada por la cuenca de grandes embalses. En Herrera del Duque está el centro de Coordinación de lucha contra incendios de la comarca, con Miguel Ángel Baena de la Calle como uno de los coordinadores de zona. Depende de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, dentro de ella de la Dirección General de Medio Ambiente y a su vez del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios.
La ley 5/2004, de 24 de junio, de prevención y lucha contra los incendios forestales, es la norma básica de aplicación en materia de incendios forestales en Extremadura y de ella se derivan el Plan PREIFEX que se establecen las medidas generales para prevenir incendios forestales y el Plan INFOEX en el que se establecen las medidas para la detección y extinción de los mismos. Esta normativa es la que estipula las diferentes épocas de peligro, alto, bajo, medio y extremo, que son declaradas mediante Orden y que en el caso de la Época de Peligro Alto abarca desde el 1 de junio hasta el 15 de octubre.
La Zona de Coordinación de Incendios de la Siberia, con una extensión de 307.022 ha es una de las 11 zonas de coordinación de incendios en que se divide el territorio extremeño. De la detección de incendios se ocupan 11 casetas de vigilancia distribuidas por la comarca en puntos dominantes y de gran visibilidad, ocupadas por un vigilante las 24 horas del dia durante la Epoca de Peligro Alto de Incendios, son nombradas por el paraje en que se ubican, El Aljibe en Bohonal, ElPortillo en Helechosa, la Rañuela en Villarta, la Sierra del Palo en Garlitos y Las Víboras en Herrera del Duque son algunos ejemplos. De la extinción se encargan un total de 18 unidades, 11 son autobombas pesadas todoterreno que transportan 6 bomberos forestales y tienen una capacidad de 3.000 litros de agua, 5 son vehículos ligeros todoterreno con capacidad para transportar 5 bomberos forestales y entre 300 y 500 litros de agua y dos son unidades helitransportadas que se desplazan en helicóptero cuya una capacidad de descarga es de 1.000 litros de agua. Ademas de este personal también existen mecánicos, emisoristas y 25 agentes del medio natural distribuidos por toda la zona de coordinación cuya prioridad en Época de Peligro Alto es la lucha contra los incendios forestales. En total, son unas 215 personas las que componen el dispositivo contra incendios de La Siberia, a cuyo cargo se encuentran dos coordinadores de zona.
La zona de coordinación La Siberia no tiene esta temporada ningún incendio que destacar, nos informa Miguel Angel Baena, uno de los coordinadores, aunque se preveía compleja por las olas de calor de mayo y junio tan solo se han producido algunos incendios de pastos y por suerte no habido nada que resaltar hasta ahora. Varias dotaciones sí han tenido que trasladarse para apoyar en otras zonas como La Cumbre, Logrosan, Oliva de Mérida y el terrible incendio en Gata donde acudieron numerosas unidades, aunque no todas, ya que como nos comenta Miguel Angel, "a pesar de la urgente necesidad de medios en una zona, no se puede caer en el error de dejar otras desprotegidas".
La ausencia de incendios importantes en nuestra comarca tiene que ver también con las tareas prevención. Estas labores se realizan durante la Epoca de Peligro Bajo y consisten en la preparación de infraestructuras preventivas en el monte. Mediante labores de desbroce, poda, entresaca, etc, lo que se conoce como selvicultura preventiva, se rompe la continuidad horizontal y vertical del combustible forestal dificultando de esta manera la propagación del fuego y ayudando a su extinción. Se mejoran los caminos y pistas forestales lo que permite llegar a los posibles incendios con mucha mayor rapidez y se acondicionan los puntos de agua, mejorando su capacidad y accesibilidad. En La Siberia se dispone permanentemente de un Bulldozer para la ejecución de estas tareas, maquinaria que además ademas es usada para extinción.
Por último reseñar que debido a su orografía, combustible y condiciones meteorológicas, La Siberia es una de las zonas de coordinación con mayor superficie clasificada como Zona de Alto Riesgo (ZAR). En estas zonas existe una planificación ordenada de la prevención y una red predeterminada de infraestructuras contra incendios, que según el caso son acometidas por la administración o por los propietarios de los diferentes montes.