Con la vista atrás

Crónica de la presentación del libro "Tal como fuimos II"

Cultura

Con el graderío del teatro del Palacio de la Cultura de Herrera del Duque hasta la bola (como solemos decir por aquí), Don Satur, el maestro de todos, nos presentó su último trabajo: "Tal como fuimos II".
Estuvo bien acompañado de Juan Rodríguez, el cual alabó su carrera con unas emotivas palabras, y Fernando Calderón, que nos desveló algunas de las curiosidades que Don Satur narra en su libro. Ambos, dos pesos pesados del panorama literario y del estudio de la historia de nuestra Herrera y la comarca en la que se sitúa, hicieron hincapié en la labor del maestro por hacernos llegar a todos una parte de nuestra historia. También estuvieron de acuerdo, como el resto de los componentes de la mesa, en que la edición de este libro (a cargo de la Diputación de Badajoz) es sublime y muy superior a la del anterior libro. De igual modo, el alcalde de la población, Saturnino Alcázar, utilizó su turno de palabra para agradecer al maestro su encomiable trabajo y destacar el buen fin del proyecto. Y es que, todo lo recaudado por este libro irá destinado para una misión situada en Dubbo, y para Cáritas, lo que hace aún más apetecible su compra.
Don Satur, por su parte, quiso aclarar que no se trata de una segunda parte al uso. En esta ocasión, a las fotografías, les acompaña un texto bien hilado que sirve como complemento perfecto a la hora de transportarnos mediante las imágenes a través de la historia de nuestra localidad. Es por esto que se trata de algo más complejo que una segunda parte. Un libro completo que hará las delicias de todos aquellos que quieran echar la vista atrás para saber de dónde venimos y qué fuimos. A título personal, considero que este tipo de libros debería estar en las bibliotecas de todos, ya que su lectura nos proporciona datos privilegiados que nos harán aprender y avanzar hacia un futuro mejor. Debemos aprender de los errores pasados, y sólo podemos hacerlo si tenemos conocimiento de esos errores. Gracias a este tipo de libros tenemos la oportunidad de hacerlo.
El escritor local también tuvo palabras de agradecimiento hacia sus vecinos, que desinteresadamente le abrieron las puertas de sus casas y le cedieron las fotos para su proyecto. Vecinos, que orgullosos de su laborioso trabajo de investigación y de la finalidad caritativa de este proyecto, respondieron con el apoyo que merece la ocasión.
La nota final a la presentación la puso un sector de viento-madera y viento-metal de la Banda Municipal de Música, que deleitó a los asistentes con un pequeño y, a la par, espectacular concierto como aportación al acto.
Recuerden: "La lectura es el alimento del alma".